Toldos

Existen conceptos sobre los diferentes tipos de toldos, telas y sus características principales para proteger nuestra vivienda de la luz solar, balcón, terraza, jardín o comercio desde una perspectiva de coherencia y profesionalidad.

Los toldos  constituyen uno de los mecanismos más clásicos. Generalmente pueden ser verticales, proyectados o horizontales, y no solo sirven para la protección a la radiación solar o el calor, también gradúan la ventilación o protegen de condiciones atmosféricas adversas, entre otros puntos.

 

 

Tipos de toldos:

Qué ventajas aportan:

  • Sombra solo cuando la necesitamos y sol cuando queremos. Aunque la anterior frase es una obviedad, en realidad, no nos estamos dando cuenta que aprovechando unos metros útiles que antes de su instalación, por el día, directamente no pisábamos. Aumentamos la zona habitable de la casa a un precio accesible.
  • Las nuevas tecnologías nos permiten tener unos toldos retráctiles y motorizados que mantienen la función de bloquear el sol sin perder esas vistas maravillosas. De igual manera, se pueden retraer durante las horas más oscuras del día, o en días nublados, para iluminar el interior del hogar de manera natural.
  • El diseño sí importa, y desde luego se nota la mano de los diseñadores industriales en mantener un equilibrio de belleza y calidad técnica en el entoldado. Ahora los todos aportan diseño a la vivienda!
  • A veces olvidamos que los rayos UV del sol pueden dañar severamente y desteñir muebles, marcos de las ventanas, alfombras, tapicería, cortinas, el suelo de la vivienda…etc. Con un buen parasol o pérgola, se puede proteger ese valioso mobiliario interior y prolongar su vida útil.
  • Ayudan en el ahorro energético. En días calurosos, extiéndalo para evitar que el sol entre en su casa. La sombra de su interior enfriará naturalmente su hogar y reducirá los costos de aire acondicionado hasta en un 25%. En los días fríos, puede retraerlo, permitiendo que el sol ayude a calentar la casa.
  • Son un regulador de la ventilación interior del hogar y obviamente también protegen no solo de las condiciones atmosféricas adversas, sino también de los «mirones inoportunos».